El ruido horrible de Justice Yeldham

RSS
Dela

3 dec 2008, 20:00

Jue 20 Mar – Justice Yeldham, I/C/O/C, Amniosis, Erick Diego

El Ruido horrible de Justice Yeldham

Justice Yeldham es un tipo que hace ruido, mucho ruido, con tan solo un cristal pegado a su cara. El tipo simplemente sopla sobre el cristal con micrófonos de tal forma que hace un ruido asqueroso al mismo tiempo que muestra su cara grotescamente aplastada contra el vidrio transparente al público. Cada movimiento de su cachete aplastado genera un ruido diferente, el tipo está en constante tensión, el público se acerca y se amontona para verlo, especialmente cuando empieza a correr la sangre por su cara cortada por el cristal.

Ese día, el 20 de marzo de 2008, estuvo en Venustiano Carranza 15 junto con Amniosis, I/C/O/C y otro cuate que se rifó con el noise. El I/C/O/C salió con una guitarra y todo su equipo de pedales atascados, era una especie de grunge loco del futuro que daba vueltas por el escenario haciendo noise extremo y sin sentido, su presentación duró unos tres minutos y terminó rompiendo un micrófono contra el piso con la energía de un buen marginado. Los Amniosis hicieron una especie de noise ambiental que colmaba el espacio entre distorsión, feedback y sordera, fueron varios minutos de ese ambiguo y estruendoso sonido subterraneo. Esos grupos estuvieron dos tres chidos, pero cuando salió el hijo de puta de Justice Yeldham se comió el show. Bueno, era obvio, pues era el acto principal de la noche y no iba a venir desde Australia a andarse con nimiedades.

El tipo salió con su estúpido cristal y comenzó a aplastárselo por toda la cara, la gente se apilaba para verlo, el tremendo ruido desquiciado, retorcido, desgarrador, puro, insano, nítido y penetrante como una maldita sierra eléctrica en tus oídos se veía reforzado por la imagen de un idiota mamado sadomasoquista que mostraba su rostro deformado por el vidrio y su odio, su rencor o no sé qué chingados. De pronto alguien gritó “se lo está comiendo” y la sangre comenzó a salir. La gente gritaba y se movía extasiada, algunos se tapaban los oídos pero se acercaban con morbo, fue un buen show que mantuvo a todos los espectadores pegados al escenario que no existía durante unos buenos minutos y vino a laserarnos el oído y la cabeza para decirnos que en esto de la disquemúsica aún quedan muchas madres para explorar y que sólo hace falta un poco de creatividad o tal vez de estupidez, o más bien ambas que finalmente son lo mismo, para hacer volar los dogmas en este pinche sistema de mierda que nos inmoviliza y nos hace creer que no hay nada qué hacer y que ya no hay nada nuevo bajo el sol. Al final del shock, digo del show, el Justice se veía increiblemente feliz con los aplausos y gritos desquiciados de los locos que disfrutan esa pendejada. Se sentía como una especie de euforia sagrada por saber que aún existe una resistencia en el underground y que no somos tan pendejos como ellos piensan, o tal vez que somos tan pendejos que ni para controlarnos servimos, como una pinche fiesta dionisiaca de marginados o más bien ya namás me estoy proyectando. Bueno ya, el chiste es que ese conciertito, al cual asistieron no más de 40 personas, resultó muy provocativo, inspirador, alucinado y asquerosamente ruidoso, como debe ser.

Esos cuates de Ruido horrible se andan moviendo, andan trayendo a bandas chidas de noise. La otra vez también tocó Winters in Osaka en Casa Vecina junto con algunos miembros de Amniosis, el I/C/O/C y más banda de Ruido horrible. Andan editando algunos discos extremos y organizando tocadas locas. Pueden visitar las siguientes páginas para más info:
www.myspace.com/rrruidohorrible
ruidohorrible.blogspot.com

Kommentarer

Lämna en kommentar. Logga in på Last.fm eller registrera dig (det är gratis).