Artiklar

  • Hammers Of Misfortune - 17th Street

    21 dec 2011, 18:05 av rider_of_storm

    Hammers of Misfortune es una banda de culto, con algunos discos a sus espaldas dignos de quitarse el sombrero. Y también de esas bandas que resulta ser toda una pesadilla para quienes les guste etiquetar la música. Y es que las influencias del sexteto californiano son cuantiosas: heavy metal clasicote, rock psicodélico, metal progresivo, doom metal, folk, e incluso black metal en sus inicios. Para bien o para mal, en sus últimos años nos han puesto las cosas bastante más fáciles en este aspecto, ya que han ido evolucionando hacia un sonido menos ecléctico y más centrado. Ya iniciaron ese camino con su tercer trabajo The Locust Years, lo continuaron con Fields / Church Of Broken Glass, y siguen en sus trece con este 17th Street. Del glomerado de influencias de sus inicios, ahora queda ya poco. No obstante, no han perdido su sonido característico, ya que la base de su sonido siempre ha sido el metal progresivo de corte psicodélico. Y esto es lo que nos encontramos aquí, manteniendo, eso sí, una importante carga de heavy clásico, y como novedad, incorporando cierto toque stoner. El resultado es un sonido que recordará a unos Uriah Heep más endurecidos.

    Para quien no conozca el grupo, decirle que Hammers of Misfortune se ha caracterizado siempre por incorporar varios vocalistas. Llegando hasta tener 4 diferentes en su primer trabajo. Son docenas los vocalistas que han pasado por la banda. Esta tendencia con el tiempo se revirtió, pues ahora tenemos solo a un desconocido Joe Hutton a las voces, recién incorporado a la banda. Un tipo que hace un trabajo soberbio, ya que su voz encaja perfectamente en los pasajes más pesados y psicodélicos del disco. Aunque en ocasiones se le nota algo falto de fuerza, especialmente en los fragmentos más rápidos. Ocasionalmente, su teclista Sigrid Sheie nos deleita con su dulce voz, ofreciendo un bonito contraste de voces. Teclista que, aunque en el apartado vocal esta menos presente que en anteriores trabajo, a las teclas sí que ha cobrado mayor protagonismo. Su nueva y jovencísima guitarrista Leila Abdul-Rauf también aporta su voz en momentos muy puntuales. Aunque en mi opinión estas sobran, ya que son registros en los que el propio Hutton encaja mucho mejor.

    ¿Y en lo musical? Influencias psicodélicas, mucha variedad rítmica, y mucha épica. Las antiguas influencias no han abandonado del todo al combo californiano, ya que los ramalazos doom o folk siguen presentes en algunos fragmentos. Como novedad, aquí nos topamos con toques de stoner rock. Y es aquí donde el disco, para mi gusto, pierde puntos. Quizás sea por una producción que no consiguió el efecto deseado, pero la cosa adquiere tintes pesados que no me terminan de cuadrar, en ocasiones con un sonido demasiado sucio.

    Un aspecto en el que han hecho mayor hincapié es en el aspecto sinfónico. Son varios los temas con reminiscencias de Queen. Como lo pueden ser The Day The City Died (posiblemente el mejor corte del álbum), o la balada emotiva Summer Tears. Y es que aún a pesar de haber perdido versatilidad, el grupo sigue siendo ofreciendo temas muy variados. Un disco que podrá gustar tanto a los amantes del heavy más clásico, como a los de los sonidos más setenteros. Y, por supuesto, los del metal progresivo más cañero y técnico, pues para ellos hay temas como The Grain o Romance Valley.

    Lo cierto es que es un gran disco. Pero no puedo, aunque quiera, colocarlo a la altura de sus tres primeros discos. La marcha de Mike Scalzi en el 2006 se notó y se sigue notando. Parecen incapaces de superar el altísimo listón que dejó sendas obras maestras como The August Engine o The Locust Years. Con este 17th Street se quedan cerca, si. Pero su época dorada parece haber pasado ya. Pero bueno… estamos ante un trabajo superior sensiblemente a su relativamente decepcionante predecesor, el primero sin el citado Scalzi. No hay que perder las esperanzas de que retomen su gloria perdida. Aunque, en cualquier caso,si siguen sacando discos tan buenos como este, de poco nos podemos quejar.

    Nota personal: 8/10



    1. 317 03:39
    2. 17th Street 04:41
    3. The Grain 07:14
    4. Staring (The 31st Floor) 03:47
    5. The Day the City Died 04:30
    6. Romance Valley 05:19
    7. Summer Tears 06:37
    8. Grey Wednesday 03:58
    9. Going Somewhere 10:05

    Artículo original: http://musicadesarara.blogspot.com/2011/12/hammers-of-misfortune-17th-street.html
  • Comparativa entre Spotify, Grooveshark, y Musicuo

    25 apr 2011, 11:57 av rider_of_storm

    Nota: Por alguna razón que desconozco, no pueden verse los acentos en los blogs ni los caracteres especiales. No soy el único usuario al que le pasa, por lo que no es problema mío ni de sus navegadores. Es de suponer que tarde o temprano, lastfm corrija este error.

    Spotify está en boca de todos tras su anuncio de las restricciones a sus cuentas gratuitas, y no son pocos quienes se están pasando a otros servicios gratuitos. Grooveshark ha sido, hasta el momento, el más mencionado y alabado por los nuevos detractores de Spotify. Musicuo, no obstante, también ha ganado muchos adeptos.

    Pero, me pregunto… ¿está justificada toda esta nueva ira anti-Spotify? ¿Es Grooveshark tan bueno como lo pintan? ¿Merece la pena la cuenta Premium de Spotify? Os convido a acompañarme en mi particular análisis de los tres servicios mencionados.

    Interfaz

    Spotify: Requiere instalación y la creación de una cuenta, pero es un software de uso muy sencillo, intuitivo, y fácil.
    Grooveshark: Caso contrario al de Spotify. No requiere instalación, al funcionar todo via navegador. Tampoco es necesario crearse una cuenta (pero si recomendable). Pero su interfaz es poco clara y liosa. Dispone, no obstante, de una interfaz no oficial via software que soluciona este problema (pero que en cambio añade otros, como problemas para encontrar según que canciones).
    Musicuo: Al igual que Grooveshark, no requiere de instalación ni de creación de cuenta, salvo que Musicuo tiene un funcionamiento algo más claro.
    Conclusión: Spotify gana de calle en este apartado. Musicuo queda distanciado, y Grooveshark queda muy mal parado.

    Calidad del servicio

    Spotify: La calidad del audio es aceptable. El servicio es estable y muy rara vez da problemas. Por supuesto, está el enorme hándicap de la publicidad irritante, el nº máximo de reproducciones, y el tiempo máximo. En la versión Premium tienes asegurada una mayor calidad del audio, y el no tener ni publicidad ni restricciones.
    Grooveshark: La calidad del audio es sensiblemente inferior a la de Spotify. Su servicio está francamente verde, dando continuos problemas de ralentizaciones. El servicio Premium, aparte de permitirte usar el servicio en móviles, poco más ofrece.
    Musicuo: La calidad del audio va pareja a la de Grooveshark. Su servicio puede dejar de responder (que no colgarse el navegador), especialmente al reproducir la primera canción. Nada que no solucione un F5. Por lo demás, no me ha dado ningún problema.
    Conclusión: Spotify gana por la calidad del servicio. Pero le daré el punto a Musicuo, ya que este no ofrece restricciones y tiene poco que envidiar a Spotify.


    Catálogo

    Y aquí llegamos al tema que más “polémica” trae. Pues no son pocas las críticas hacia Spotify por sus carencias en este apartado. Para este apartado, me he tirado horas buscando artistas de todos los géneros, desde el hip hop, hasta el funk, pasando por el metal y el reggae. Exceptuando grupos como El Canto del Loco, Decai, y demás basura musicada, claro está, ya que sus oyentes tienen su ración de mierda vacía con solo poner los 40 principales, y no necesitan de estos servicios.

    Spotify: Catálogo muy amplio, pero, como ya se ha dicho, con carencias graves. Ya sea por ausencia total, como en el caso de Metallica, Led Zeppelin, The Beatles, Rammstein, y un largo etc; o por ausencia de discos legendarios y claves, como con Red Hot Chili Peppers. No obstante, es también el servicio más proclive a incluir grupos “raros” y/o que recién empiezan.
    Grooveshark: El más amplio, de forma clarísima. Lo tienen casi todo de casi todos los grupos medianamente conocidos. Por el contrario, poca presencia de artistas menores, y tiene vetadas a algunas discográficas (desconozco los detalles). Ofrece también la posibilidad de subir canciones.
    Musicuo: Dispone también de prácticamente cualquier artista musical que sea mínimamente conocido, fallando de nuevo en los poco conocidos. El catálogo es muy reducido en comparación con sus dos competidores, ofreciendo en ocasiones las canciones más famosas y un par de discos sueltos. Tiene también carencias muy graves en lo que a artistas españoles se refiere. Pero ofrece también la opción de subir canciones, así que en el futuro este catálogo será mayor.
    Conclusión: Grooveshark gana por goleada. Musicuo es bastante limitado, pero con el tiempo irá a más. El catálogo de Spotify es elegido por ellos mismos, influenciados por presiones y contratos con discográficas, por lo que será harto difícil que liberalicen su catálogo.

    Complementos

    Spotify: Permite conexión con lastfm, redes sociales; y aplicaciones para móviles (en este último caso, solo para cuentas Premium). Existen multitud de gadjets no oficiales.
    Grooveshark: Dispone de aplicaciones para móviles, y conexión con lastfm, aunque solo para usuarios Premium. Permite también conexión gratuita con facebook.
    Musicuo: Dispone de conexión gratuita con lastfm, facebook, y gadjets para Safari y Google Chrome. No tiene aplicaciones para móviles.
    Conclusión: Si dejamos de lados los complementos no oficiales (ya que no tienen nada que ver con el servicio), Spotify tiene una ligera ventaja respecto a sus competidores.

    Conclusión final

    Es innegable. Spotify ofrece un servicio de calidad y fiable. 5 euros al més no parecen ser excesivos por disfrutar de ese servicio sin restricciones ni publicidad. No obstante, las carencias de su catálogo hace echarse hacia atrás a muchos (yo incluido). Grooveshark no tiene restricciones, y si un catálogo inmenso, pero un servicio deficiente e inestable, que tiene mucho por mejorar. Musicuo dispone de un catálogo limitado, pero un servicio casi a la altura de Spotify, y sin restricciones de ninguna clase.

    Yo, como opinión personal, me quedo con Musicuo. Tiene tan solo dos inconvenientes. Catálogo escaso y ausencia de aplicaciones para móviles, y el primero será pulido en cuanto se popularice su uso. De hecho, bajo petición, siempre puedo subir alguno de los discos que tengo originales. Grooveshark tiene muchísimas posibilidades, pero mientras siga siendo tan inestable, no lo usaré. Pero también dispongo de cuenta allí, así que si alguien quiere que suba algo de mi colección, que no dude en pedírmelo. Spotify… lo dicho, mientras sigan restringiendo de esa manera su catálogo, ni me plantearé pagar por su servicio.
  • El musical rockero de Alice Cooper

    2 dec 2010, 14:02 av rider_of_storm

    Mie 24 Nov – Alice Cooper, The Black Rose Road

    Hoy puedo morir un poquito más tranquilo. Frase muy aplicable en casos como el de hace unos días, cuando salía por la puerta del Palacio de Vista Alegre. Y si encima sales tras presenciar una actuación que va directa al top 10 de toda mi vida, pues más todavía. Y es que no todos los días se tiene la oportunidad de ver en directo a una leyenda viva del rock como lo es Alice Cooper. Por conciertos como estos, merece la pena coger un avión.

    Antes era el turno de Black Rose Road, con puntualidad británica, practicantes de un estilo donde convergen varios como lo son el hard rock añejo, el rock alternativo, o ell rock sureño. Mezclado, y no agitado, su peculiar música entretenió y caldeó al respetable de forma más que efectiva. Durante algo más de media hora, estos barceloneses se entregaron al máximo, y demostraron ser más que dignos teloneros del tito Alicio (destacaré especialmente a su vocalista y frontman, Rubén Martínez, con una voz muy versátil). Por mucho que tanto bocachancla anclado en los ochenta se vaya quejando de que no son una leyenda ni son trues (como el mismo frontman del grupo dijo en pleno concierto, con cierto tono burlesco). Black Rose Road es un gran grupo, dio un gran concierto, y calló muchas bocas. O no. Que ya se sabe que el talibanismo del sector true más radical alcanza cotas risibles. El sonido no acompañó del todo, cierto es, algo por desgracia habitual que los teloneros suenen de pena, pero al menos si que se alcanzaba a distinguir todos los instrumentos.

    Algo que debo destacar es el uso de la iluminación y del humo. Las luces de tonos oscuros, y el humo constante colaboró a crear cierta y conseguida atmósfera inquietante y oscura. Una atmósfera que quizás no pega con el sonido del cuarteto catalán.

    El que el señor Alice Cooper es un pionero de mezclar el rock con teatro y espectáculo, es algo que a estas alturas de la película todos y todas deberíamos saber. Pues de no ser por su existencia, muy posiblemente hoy en día no existirian ni Kiss, ni Rammstein, ni Slipknot, ni un largo etcétera. De lo cual se deduce que sus shows son algo digno de verse. Aquí no hay ni los fuegos artificiales de Kiss, ni la parafernalia de Rammstein, ni las plataformas elevadizas de Slipknot. Nada de eso. Aquí lo que se encuentra uno es casi un musical. Una serie de interpretaciones de diversos números o escenas al ritmo de la música de Alice Cooper, y relacionadas con la canción que se está interpretando. Además, es el mismísimo Robert Jess Roth, director del primer montaje teatral de La bella y La Bestia de Disney, el que ha ideado el espectáculo. Es por eso que debe de ser especialmente difícil organizar un setlist en esta clase de shows, para que todo cuaje en mayor o menor medida (no voy a negar que algunas canciones estaban metidas con calzador en la historia). Así que, pese a que me hubiera encantado oír algún tema como Hey Stoopid , ninguna pega en este aspecto.

    Lo cierto es que considero que el factor sorpresa es importante, ya que si vas conociendo todos los números que interpretarán, el concierto pierde mucho. Se convertiría casi en un concierto “normal”. Sería como destriparte el final de una película. Es por ello que no desvelaré nada. Si se tiene que aguar la sorpresa a algún posible y futuro asistente de alguno de sus shows, no seré yo quién lo haga.

    Así pues, con algo de retraso sobre la hora prevista (10 minutos de nada), y al son de School´s Out, Alice Cooper y su banda salían a escena, a dar uno de esos conciertos que, repito, nunca se olvida. Un Alice Cooper que pese a su edad, está en un estado de forma asombroso, y que está perfectamente de voz. Yo ya firmaba llegar con la mitad de energía a su edad. Y no nos olvidemos de la banda que lleva consigo, de autentico lujo. Un Chuck Garric que con su particular pose “jorobada” con el bajo, dió el punto macarra a la actuación. Unos Damon Johnson y Kerri Kelli que cumplieron de sobras a las 6 cuerdas. Pero destacaré sobre todo al batería Jimmy DeGrasso, quien me parece un autentico crack. Todos ellos involucrándose activamente en el show, y no como meros músicos puestos en segundo plano.

    Lo cierto es que muy pocas quejas se le puede poner al concierto. Show vistoso y original, buen sonido, un gran setlist. Siendo quisquilloso, fue quizás algo corto, ya que empalmaban los temas a saco sin presentarlos ni dirigirse al público. Pero lo cierto es que en esta clase de actuaciones, tan teatrales, todo esto sobra. En definitiva, Alice Cooper es todo un ejemplo a seguir, musicalmente y en directo. Y que siga así durante muchos años, que viendo lo bien que se mantiene, seguro que los aguanta.
  • Tierra y polvo

    14 jul 2010, 17:10 av rider_of_storm

    Vie 9 Jul – Sonisphere Festival

    Por segundo año consecutivo, tuve la oportunidad de disfrutar de este festival itinerante. Este año, en el tema festivalero, la decisión fué fácil. Teniendo en cuenta la no celebración del Kobetasonik, del Lorca Rock, ni del Metalway (a este no iba a ir, de todas formas); y que del Leyendas del Rock pienso mantenerme alejado, me decanté por la 2ª edición del Sonisphere de España. Si, ahí estan el BBK Live, y el Metal Lorca. Pero en cuanto el primero me atraía más el cartel de Getafe, y el 2º fué anunciado demasiado tarde.

    Comenzaremos hablando de la organización, que dejó algunos puntos muy pero que muy mejorables. Sobretodo por el recinto. Me pregunto a quien se le ocurrió la genial idea de montar un festival de metal en un suelo polvoriento, en tierra seca. No hacía falta siquiera que hubiera pogos (que en estos momentos, si no te tapabas la boca pasabas un mal rato). Solamente el ir y venir de los espectadores era suficiente para levantar tal nube de polvo que pareciera que había habido una explosión. Mencionar también que, aunque el recinto era bastante grande, estaba muy mal distribuido. Especialmente el segundo escenario, cuya torre de sonido estaba demasiado cerca. Y... ¿que me decis de las sombras? Quitando la carpa que estaba en la otra punta del recinto de los escenarios, las sombras eran escasísimas. Y estamos hablando de un festival en que el astro sol no dió tregua alguna, superando los 40 grados. Por último, y no menos importante, mencionar lo del agua de los lavabos. Quiero creer que fué una avería, por que si el corte a horas de pleno sol fué intencionado, sería para colgar de los huevos a los de LTI.

    Pero, por lo demás, nada que objetar. Sonido casi perfecto en casi todas las actuaciones (por segundo año consecutivo), respeto escrupuloso por los horarios, precio de las consumiciones no demasiado altos...

    Pero pasemos a comentar la actuación de los grupos, que en ese sentido si que mereció la pena el viaje:


    tao te kin

    Por diversos motivos, no pude llegar a tiempo para ver a Tao Te Kin. Y una lástima, pues no los he escuchado aún, y se que si me pusiera a hacerlo con detenimiento, me gustarían. Me considero un gran aficionado al metal alternativo español.


    Volbeat

    El rockabilly ha vuelto. Los tupés se están volviendo a llevar, pues no son pocos los artistas surgidos recientemente con claras influencias del sonido de los años 50. Este revival tiene también su representación en el mundo del metal. Aunque si bien es cierto que siuestética tiene entre poco y nada que ver con la propia del género, quien no vea las fuertes influencias del rock n roll clásico en el cuarteto danés es que no tiene ni idea de música. Momentazo, sin duda, en el que el respetable cabeceaba y montaba pogos al son de una versión de Johny Cash.

    Buen show el de Volbeat, bastante divertido (con “version” de Cannibal Corpse incluida, que fué todo un puntazo). Nada del otro mundo, pero más que suficiente para animar al público que tuvo la valentia de estar allí a esas horas y con ese calor.


    Anathema

    Hay conciertos que son especiales, por que si. Y este fué uno de ellos. Ya que el ver a tu grupo favorito por primera vez es algo que solo se hace una vez en la vida. Y daba igual que tuvieran tan solo 40 minutos de actuación, o que sea a las 5 de la tarde.

    Con una chulería y una simpatía que contrastaban con la naturaleza y las líricas melancólicas que ofrecían, los ingleses dieron una actuación memorable. Donde no faltó sus temas más cañeros, como Deep o Empty; ni otros más tranquilotes como A Natural Disaster (con la colaboración de Lee Douglas). Una lástima el problema que hubo con el teclado de Vincent, provocando que se vieran obligados a parar la interpretación de su tema Closer al poco de empezar.


    Bullet for My Valentine

    Perdonenme los fans del cuarteto de Gales, pero de la actuación de estos chicos huí como de la peste. Si ya de por si eran una banda que me gustaba entre poco y nada, el intentar escuchar su infame último disco (aguanté tres canciones) me dejó claro que este grupo no es para mi. En su lugar, marché en busca de sombra.


    Sôber

    Criticadísima fué su incorporación al cartel. Y visto lo visto, quienes les reprocharon a LTI su confirmación no andaban muy desencaminados. Pues Bernardini y los hermanos Escobedo firmaron una actuación muy discreta, especialmente a partir de la segunda mitad del concierto. Un setlist que para mi gusto fué malo no ayudó para nada. ¿Como es posible que no tocasen Eternidad, posiblemente su mejor tema, pero si un tema tan sumamente aburrido como lo es Arrepentido? No tenía grandes espectativas con ellos, pero sin ser un mal concierto, si que me decepcionaron.


    Saxon

    Saxon son de otro mundo. Pocos son capaces de llegar a esa edad, y estar tan bien de forma (y de voz), y mantener intacta esa actitud rockera y esa profesionalidad. Maravillas había leido de sus directos, y pude comprobar que no eran exageraciones. Y he leido por ahí que en el Sonisphere se les veia un poco cansados. Tiemblo de pensar la que pueden liar estando en plenas facultades.


    Porcupine Tree

    Al igual que con quienes les precedian, había oido hablar muy bien de sus shows. Solo que en esta ocasión no se cumplieron las espectativas. Bien es cierto que una banda de este estilo no es adecuada para plantarlos a las 8 de la tarde y sin montaje (deberían de haberlos colocado como último grupo del dia, creo yo), y que no cabía esperar headbangings ni discursos. Pero aún así su directo me dejó un tanto frio. La cosa quedó compensada con un set-list que, por lo menos a mi, me gustó mucho.


    W.A.S.P.

    Nunca he conseguido encontrarle la gracia a este grupo. Por lo que preferí ir a coger un buen sitio para Slayer y Faith No More.


    Slayer

    ¿Que tendrá la banda del tatuadísimo Kerry King? ¿Como es posible que el cuarteto, sin a duras penas moverse, montaran tales pogos en cuestión de segundos? No sabría explicarlo. Conciertazo, como cabría esperar, aún cuando Tom Araya no llegaba a las notas más altas ni queriendo. La fama de tener uno de los mejores directos del metal no les viene por que si. Y yo lo apoyo.


    Faith No More

    Llevo asistiendo a conciertos desde el 2003, desde aquel show de Mägo de Oz en Felanitx, cuando estaban en su mejor momento. He perdido la cuenta de la cantidad de grupos que he llegado a ver en directo. No obstante, estoy en condiciones de asegurar que el de Faith No More ha sido el más vibrante y enérgico de todos. De nada sirvieron todas las “advertencias” acerca de su directo, pues todas las expectativas posibles fueron superadas.

    Un Mike Patton que cantó fenomental, y que esta muy ido de la perola (en el buen sentido), con algunas frases para el recuerdo (“putos holandeses” XD). Un grupo entregadísimo, capaz de pasar de la caña más burra a la elegancia más sofisticada en cuestión de segundos. Un set-list que rozó la perfeccion (solo me faltaba Collision, pero no la tocan en esta gira). En resumen, un show para el recuerdo, directo al “top 5” de toda mi existencia.


    Suicidal Tendencies

    Slayer me dejaron “planchado” totalmente. Y Faith No More remataron la faena. Es por eso que el cansancio había hecho demasiada mella, y optase por no quedarme hasta el final. Eso si, los 20 minutos que vi a este grupo encima de las tablas me dejaron muy buen sabor de boca. Muy activos, muy animados, muy divertidos... geniales, sin duda.


    Quinta Enmienda

    Fué solo saber que los locales eran un grupo de power metal, y la cosa ya me daba mala espina. Ya se sabe que pasa con el power metal patrio, que apesta en el 99% de los casos. ¿Eran estos chicos uno de esos pocos grupos que sobresalen entre tanta bazofia doble bombera, clichés sobadísimos, y temas ramplones y sin chicha? ¿Merecerían ganarse un puesto de honor entre el power de al sur de los pirineos, junto con bandas como Dark Moor o Dragonslayer (las dos únicas bandas españolas del género que considero que tienen cierto nivel)? Pues lo cierto es que ni de coña. Típica banda de con cero originalidad, con unas letras muy típicas... en fin, lo mismo que hemos escuchado mil veces. A eso añadidle un directo regulero, y tenemos como resultado una actuacion de la que huí despavorido a los pocos minutos.

    Impagable el momento en que presentaban su tema Dulce Prisión, en el cual dijeron algo así: La siguiente canción se llama Dulce Prisión, que esta pensada en toda esa gente que esta atrapada en el mundo de las drogas. Y quisiera dedicárosla a todos vosotros.”. En pocas palabras, llamó drogatas al público. Ojú que arte.


    Hamlet

    Lo de Molly y los suyos fué algo apoteósico, y digno de recordar. No solo por que acabó siendo uno de los mejores conciertos de todo el festival. Sino también por que fué toda una lección de humildad, cercanía con el público, y profesionalidad. Molly se salió por los cuatro costados, demostrando el grandisimo show man que es. Y el resto del grupo muy suelto. Hamlet tienen el estatus de una de las mejores bandas del país, y una de las más reconocidas. Y ese estatus se lo tienen merecidísimo.

    Esto es Hamlet, ni más ni menos. Una apisonadora en directo. Absolutamente criminal que los metieran a esas horas... ya que estamos hablando de un grupo que metió tanta gente, o más, que Saxon.


    Headcharguer

    Pues mira que he tenido tiempo, pero desde el dia que los confirmaron (y lo hicieron al principio), nunca me decidí a escucharles salvo una oida rápida de su myspace. Y debo decir que me dejaron bastante indiferentes. A eso añadidle un directo un tanto mediocre. El resultado, una de las actuaciones más flojas del festival.


    Annihilator

    A estos los vi a medias, ya que son un grupo que nunca me ha llegado a gustar del todo. Estaba entre el público más bien por el agua que hechaban los seguratas que por otra cosa. No obstante, sería injusto no admitir que dieron un buen concierto.


    Coheed and Cambria

    Los neoyorquinos tienen mucha de la “culpa” de que estuviera en Getafe el pasado fin de semana. Y no es para menos. Me declaro un gran fan de esta banda, y de su pegadizo estilo suyo que oscila entre el metal progresivo, el post-hardcore, el pop, y lo que les sale de las narices. Su fama ha ido aumentando con el tiempo, pero la seguía considerando una banda muy infravalorada. Solamente me queda esperar que tras su paso por el Sonisphere alcancen la fama que bien merecida tienen.

    Caña y elegancia a partes iguales. Los comandados por Claudio Sanchez ofrecieron uno de los shows más memorables del fin de semana. Bravo por ellos.


    Deftones

    Los de Chino Moreno son una banda que la primera (y única) vez que les escuché, no pasé del tercer tema. Así que se convirtieron en la hora elegida para descansar, refrescarse, y hacer acopio de provisiones para el resto del dia.


    Soulfly

    Por un lado, gente que me hablaba maravillas del directo de Soulfly. Por otro, el nefasto recuerdo de su actuacion con Cavalera Conspiracy en el Kobetasonik del 2008. ¿Que me encontraría allí? ¿Un termino medio? Lo cierto es que si, pero muchísimo más cerca del pésimo concierto del 2008 que del supuesto gran directo que se supone que tienen. No se de donce habrán sacado esa idea.

    Todo hay que reconocerlo, el señor Marc Rizzo es alguien que en directo lo da todo, y musicalmente es un hacha. Pero muy poco más. Un Max Cavalera que ha engordado una barbaridad; que cada dia se mueve, canta, y toca menos; y un sonido que no acompañó (¡el unico concierto del festival que tuvo mal sonido!). A Dios gracias que salieron a escena con un set-list magnífico (salvando la aburridísima Blood, war, fire, hate; con la que abrieron), lo cual no hizo sino salvar el por otra parte pobre recital.


    Alice in Chains

    No he escuchado en profundidad a este grupo, pero era una de las bandas que más me apetecía ver. Ese cruce entre heavy clásico y grunge me agrada sobremanera. Y las expectativas se vieron cumplidas con creces, ya que las huestes de Jerry Cantrell firmaron la actuación más elegante y emotiva de todo el Sonisphere. Estaba claro que este no era un festival para el típico true cerrado de mente...

    Increible el porte y la profesionalidad de William Duvall, totalmente acoplado en la banda, y que es un más que digno sustituto del fallecido Layne Staley, sabiendo transmitir el mismo dolor y la misma angustia que la de sus obras de los 90.


    Megadeth

    Megadeth, ay Megadeth... te has convertido en mi gran espina clavada en lo que conciertos se refiere. Segunda vez que voy a un festival en el cual Mustaine y sus mercenarios de turno actuaban, y segunda vez que me los salto. La primera vez, en aquel Monsters Of Rock del 2007, fué por “voluntad popular”, pues el grupillo con el que iba decidimos por mayoría saltarlos para ir a cenar, beber algo, y hechar unos futbolines. Esta vez fué para coger buen sitio para Rammstein. Disculpadme, pero Rammstein es uno de mis grupos favoritos (y que para nada me parece un mal grupo ni en absoluto sobrevalorado), y el poder ver de tan cerca la espectacularidad de su directo era algo que no debía pasar por alto. Solo el tiempo dirá si “no hay dos sin tres” o si “a la tercera va la vencida”.


    Rammstein

    Los alemanes son otro mundo, otro rollo distinto. Aquí no hay lugar para la improvisación. El suyo es un show planificado y ensayado al milímetro. Casi se podría calificar como un espectáculo de pirotécnia con música. Pero bueno... como he dicho un poco más arriba, me encantan Rammstein, por lo que nada que objetar.

    Nada voy a decir acerca de su espectáculo, para no chafarle la sorpresa por si alguien va a verlos en el futuro, ya que considero sin el factor sorpresa su directo pierde mucho. Solo dos pequeñas queja... Las llamaradas de cuando interpretaban Sonne, muy, pero que muy cercanas al público. Desde la sexta fila en la que yo estaba, el calor provocado era insoportable. No quiero ni imaginarme lo que debía ser estar en primera. Y, el setlist, mal elegido. Cierto es que su último disco es muy bueno, de hecho para mi es su mejor trabajo después de Mutter. Pero se centraron demasiado en este.

    Por lo demás, un show perfecto. Musicalmente impecable. El mejor sonido de todo el festival (sonaba practicamente igual que en el disco). Sin duda, algo que recordaré con el paso del tiempo.


    Meshuggah

    Leyendo las crónicas (o intento de) que circulan ya por ahí, debo intuir que debí asistir a un concierto diferente. Ya que lo que salió al escenario para cerrar el festival eran algo más parecido a cinco maniquís que a cinco músicos. Y no exagero. No se si pillaron artritis todos a la vez, o que. Pero lo cierto es que Meshuggah eran uno de mis grupos preferidos del cartel, y me fuí a los 10 minutos espantado de semejante tedio. Ver a cinco tipos moverse menos que Espinete en una cama de velcro al son de una música tan trallera como la suya, lo cierto es que no me motiva nada.

    Fotos del festival:
    http://www.facebook.com/album.php?aid=54862&id=1627222299&l=abf48be465
  • Kiss en el Palacio de los Deportes | Furia Contra La Máquina

    25 jun 2010, 10:34 av ballener0

  • Cynic 17.06.2010

    23 jun 2010, 07:21 av ballener0

    Jue 17 Jun – Cynic, Distance, Doppler, Overdown

    Un gran concierto el de esa noche. Quien quiera puede leerlo aquí, con fotos culeras incluídas.
  • Década Furiosa: 20-16

    5 apr 2010, 08:24 av ballener0

    Hoy empieza la traca final. Los veinte discos restantes serán publicados entre esta semana y la siguiente, y advierto, va a haber un concurso en algún momento. Permaneced atentos a vuestras pantallas y, a su debido momento, se os revelarán las normas y premios tal y como hoy se os revelan cinco nuevos discos. ¡Disfrutadlos!

    Seguir leyendo
  • Klimt 1918. Sublimes

    3 feb 2010, 08:48 av Joruus

    Aunque parezca mentira la excusa para ir a Madrid hace un par de semanas no fue comer y beber sin parar, realmente fuimos por el concierto de los italianos Klimt 1918 que se celebró en la sala Ritmo y Compás.



    Me encanta hablar y discutir sobre música con cualquiera pero tiendo a hablar y discutir sobre la música que me gusta y conozco sólo con la gente que está dentro de los estilos en los que me muevo. Esto se debe a que si hablo de grupos que me gustan y el resto no conoce me suelen mirar como un bicho raro. Es también por eso que nunca recomiendo discos a no ser que esté casi seguro que le pueden gustar a la otra persona. Y sin embargo he de reconocer que con Klimt 1918 he llegado a ser pesado en algunos momentos porque es un grupo con calidad de sobra para triunfar entre el gran público, ya sea con gustos similares a los mios o con gustos completamente diferentes. Es más, creo que dentro de mi círculo de amigos "heavys" es donde menos cuadran Klimt. ... seguir leyendo
  • Resumen de enero 2010

    2 feb 2010, 22:38 av ballener0

    ¿Cómo ha ido vuestro enero musicalmente?

    Aquí cuento el mío.

    Aquí cuentan el suyo los lectores.
  • Con noticias del Minnuendö 2010

    30 jan 2010, 09:35 av ballener0

    Peralta vuelve a ser la ciudad del prog por una noche. Minnuendö 2010 presenta a IQ y a Lazuli, ¡no os los perdáis!

    Información del evento
    [urlhttp://www.last.fm/event/1390381+Minnuend%C3%B6+2010]Evento en Last.fm
    [urlwww.minnuendo.com]Web oficial